Portada del sitio > Global > El Agente Naranja continúa envenenando Vietnam / Vietnam: EE UU retiene (...)

Marjorie Cohn
Global Research, 14 de junio de 2009
(traducción: Fernando Crespo
Géminis Papeles de Salud)

El Agente Naranja continúa envenenando Vietnam / Vietnam: EE UU retiene ayuda para limpieza de Agente Naranja

Jueves 18 de junio de 2009, por Redacción

Marjorie Cohn publica en Global Research la resolución del Tribunal Internacional de los Pueblos en Apoyo a las Víctimas Vietnamitas del Agente Naranja, que tuvo lugar en París los días 15 y 16 de mayo de 2009: el Gobierno de EEUU y las compañías químicas fabricantes (Dow y Monsanto entre ellas) son culpables de Crímenes de Guerra, Crímenes contra la Humanidad y Ecocidio pues fumigaron Vietnam con el Agente Naranja y sabían que, en la forma en que éste se producía, desprendía grandes cantidades de Dioxina y también conocían que el «Estudio Bionético», encargado por el Gobierno estadounidense en 1963, demostró que incluso niveles bajos de Dioxina producían importantes deformaciones en los fetos de los animales en el laboratorio. Cohn denuncia asimismo que el ejército estadounidense arrasa hoy Irak y Afganistán con uranio "empobrecido" que envenenará estos países durante incalculables décadas.

Vietnam está acusando a Estados Unidos de retener los fondos para la limpieza de un aeropuerto contaminado por el Agente Naranja, un químico tóxico defoliante, durante la Guerra de Vietnam. El Agente Naranja ha sido vinculado al cáncer, la diabetes y las malformaciones congénitas de millones de veteranos de guerra vietnamitas y estadounidenses. Las autoridades vietnamitas dicen que Estados Unidos ha retenido los fondos para limpiar el aeropuerto de Da Nang, donde las fuerzas estadounidenses almacenaban el Agente Naranja y lo cargaban en los aviones de combate. Esta acusación tuvo lugar durante una reunión anual de autoridades estadounidenses y vietnamitas para hablar sobre el Agente Naranja, la cuarta en celebrarse desde el año 2006. - Fuente Democracy Now! en español, 09/09/09.

Entre 1961 y 1971 el ejército estadounidense fumigó Vietnam con el Agente Naranja, que contenía grandes cantidades de Dioxina, para deforestar el país con objetivos militares. La Dioxina es uno de los productos químicos más peligrosos de los que el hombre tiene conocimiento. Ha sido identificado por la Organización Mundial de la Salud como agente carcinogénico (provoca cáncer), y como teratogénico (causa defectos de nacimiento) por la Academia Americana de Medicina.

Entre 2,5 y 4,8 millones de personas estuvieron expuestas al Agente Naranja. 1,4 millones de hectáreas de tierras y bosques ---aproximadamente el 12% de la superficie de Vietnam--- fueron fumigadas. Los vietnamitas que estuvieron expuestos al veneno químico han padecido cáncer, daño hepático, pulmonar y enfermedades del corazón, defectos en la capacidad reproductiva, y enfermedades de la piel y nerviosas.

Hijos y nietos de quienes sufrieron la exposición tienen graves deformidades y discapacidades físicas y mentales, enfermedades, y han visto reducida su esperanza de vida. Bosques y selvas de gran parte de Vietnam del sur fueron devastadas y arrasadas. Puede que nunca vuelvan a crecer y, si lo hacen, su regeneración tardará entre 50 y 200 años. Se han extinguido los animales que habitaban bosques y selvas, alterando las comunidades que dependían de ellos. También han sido contaminados los ríos y las aguas subterráneas en diversas zonas del país. La erosión y la desertificación cambiarán el entorno natural, contribuyendo al calentamiento global del planeta y a la dislocación de la vida vegetal y animal.

El Gobierno estadounidense y las multinacionales químicas sabían que el Agente Naranja, cuando se produce rápidamente a altas temperaturas, iba a desprender grandes cantidades de Dioxina. Y, a pesar de ello, las compañías químicas continuaron produciéndolo de esa manera. Gobierno y químicas también sabían que el Estudio Bionético, encargado por el ejecutivo estadounidense en 1963, ponía de manifiesto que incluso niveles bajos de Dioxina producían en el laboratorio importantes deformaciones en los fetos de los animales. Pero hicieron oídos sordos a ese estudio y continuaron fumigando Vietnam con el Agente Naranja. No fue sino después de que se filtrara dicho estudio, en 1969, cuando se suspendieron las fumigaciones con el Agente Naranja.

Los soldados estadounidenses que sirvieron en Vietnam han experimentado enfermedades similares. Después de que demandaran a las empresas químicas que habían fabricado y vendido el Agente Naranja al gobierno, incluídas «Dow» y «Monsanto», el caso se resolvió extrajudicialmente con el pago de 180 millones de dólares, lo que supuso a cada uno de los pocos demandantes cobrar unos miles de dólares. Posteriormente los veteranos estadounidenses obtuvieron una victoria legislativa con la indemnización por haber sido expuestos al Agente Naranja. Reciben la cantidad de 1.520 millones de dólares anuales en concepto de ayudas.

Pero cuando las víctimas vietnamitas del Agente Naranja demandaron a las químicas en la Corte Federal estadounidense, el Juez de Distrito Jack Weinstein desestimó la demanda, concluyendo que el Agente Naranja no está incluída entre las armas químicas prohibidas por la Convención de La Haya de 1907. Weinstein había declarado que se había sobredimensionado la responsabilidad de las compañías químicas cuando habían indemnizado a los veteranos estadounidenses, y se mantuvo fiel a sus declaraciones. Su desestimación fue confirmada en segunda instancia por la Corte de Apelaciones, y el Tribunal Supremo de los Estados Unidos rechazó revisar el caso. Las multinacionales químicas admitieron en su comparecencia ante el Tribunal Supremo que el daño alegado por las víctimas era previsible aunque involuntario. ¿Cómo puede ser involuntario algo que es previsible?.

Los días 15 y 16 de mayo de este año, se reunió en París el Tribunal de la Consciencia Internacional de los Pueblos en Apoyo a las Víctimas Vietnamitas del Agente Naranja y escuchó el testimonio de 27 víctimas, testigos y expertos científicos. Siete personas provinientes de tres continentes fueron jueces del Tribunal, que fue patrocinado por la IADL (siglas en inglés ---International Association of Democratic Lawyers--- de la), Asociación Internacional de Juristas Demócratas.

EE UU envenenó Vietnam y boicotea la ayuda comprometida (Foto Global Research)

El testimonio aportado por los testigos mostró lo siguiente

- Mai Giang Vu, miembro del ejército survietnamita, transportó barriles de los productos químicos en su espalda. Sus dos hijos no podían caminar o funcionar normalmente, sus extremidades se fueron encrespando gradualmente hasta llegar a no poder más que arrastrarse. Murieron a los 23 y a los 25 años de edad.

- Pham The Minh, cuyos padres también prestaron servicios en el ejército survietnamita, mostró al Tribunal sus piernas gravemente deformadas, torcidas y delgadas; tiene gran dificultad para caminar, así como enfermedades del aparato digestivo y de los pulmones.

- To Nga Tran es un vietnamita de nacionalidad francesa que trabajaba como periodista durante el tiempo de las fumigaciones. Su hija pesaba 6,6 libras ---aproximadamente 3 kg.--- a los tres meses de edad. Su piel comenzó a deshacerse y no podía soportar el más mínimo contacto en la piel o las más simples manifestaciones amorosas. Murió con 17 meses de edad y el mismo peso de 6,6 libras (3 kg.). La señora To describió a una mujer que dió a luz una "bola" sin forma humana. Muchos niños nacen sin cerebro; otros emiten sonidos inhumanos.

- Rosemarie Hohn Mizo es la viuda de George Mizo, que sirvió en el ejército estadounidense en 1967. Durmió sobre tierra contaminada y consumió bebidas y alimentos que también estaban contaminados. George se negó a continuar en el ejército después de ser herido por tercera vez; fue juzgado en consejo de guerra y condenado a 2,5 años de prisión y degradado de forma deshonrosa. George ayudó a fundar la Aldea de la Amistad donde las víctimas vietnamitas viven en un entorno de apoyo. Murió como consecuencia de haber estado expuesto al Agente Naranja.

- Georges Doussin, cofundador de la Aldea de la Amistad, realizó una visita a un dormitorio en el que pudo ver a 50 "monstruos" gravemente deformados que emitían sonidos inhumanos. Un hombre cuyos padres habían estado expuestos al Agente Naranja tenía cuatro dedos en cada pié. Doussin dijo que el Agente Naranja origina una "total anarquía en la evolución".

- El doctor Nguyen Thi Ngoc Phuong, miembro del Hospital Tu Du en Ciudad Ho Chi Minh (Saigón), está viendo a muchos niños que nacen sin piernas y/o brazos, sin cara o sin cabeza, y sin el compartimento craneal. Según la Organización Mundial de la Salud, tan sólo entre 1 y 4 partes por trillón (PPT) de Dioxina en la leche materna puede originar graves deformaciones en los fetos e incluso la muerte. Y en la leche materna en Vietnam pueden encontrarse hasta 1.450 PPT.

- La doctora Jeanne Stellman, que escribió el artículo fundamental sobre el Agente Naranja en la revista Nature, testificó que: "Éste es el mayor desastre ecológico sin estudiar a nivel mundial (a excepción de los desastres naturales)".

- La doctora Jean Grassman, del Brooklyn College de la Ciudad Universitaria de Nueva York, testificó que la Dioxina es un potente desregulador celular que altera una gran variedad de vías hacia la enfermedad para desregular muchos sistemas. Los niños, dijo, son especialmente sensibles a la Dioxina; la exposición intrauterina o posnatal a la Dioxina puede dar como resultado la alteración inmunológica, neuroconductual, y del funcionamiento hormonal. Las mujeres transmiten su exposición a sus hijos tanto en el útero como excretando Dioxina a través de la leche materna.

Han sido arrasados muchos ecosistemas y la Dioxina continúa envenenando Vietnam, sobre todo en los diversos puntos calientes .

- El doctor en Químicas Pierre Vermeulin testificó que se había estimado en mil millones de dólares la cantidad necesaria para restaurar una hectárea de tierra en Vietnam. El coste de cuidar a las víctimas, muchas de las cuales necesitan atención las 24 horas del día, es enorme.

En 1973, el presidente Richard Nixon prometió 3.250 millones de dólares como ayuda para la reconstrucción de Vietnam "sin condiciones previas". Esta ayuda nunca fue concedida.

Únicamente existen 11 Aldeas de la Amistad en Vietnam; se necesitan 1.000 para el cuidado de las víctimas infantiles del Agente Naranja.

La semana pasada, el Buró de la IADL, reunido en Hanoi, se presentó al presidente de la República Socialista de Vietnam, Nguyen Minh Triet, con la resolución final del Tribunal. Los jueces encontraron tanto al Gobierno de los Estados Unidos como a las compañías químicas culpables de Crímenes de Guerra, Crímenes contra la Humanidad, y Ecocidio durante la guerra ilegal de agresión estadounidense contra Vietnam. Hemos recomendado que se establezca en Vietnam la Comisión del Agente Naranja para determinar los daños sufridos por la población y la destrucción del medio ambiente, y que el Gobierno de los Estados Unidos y las compañías químicas indemnicen por la destrucción y los daños causados.

Le dije al presidente que siempre me llamó la atención que incluso cuando las bombas estadounidenses estaban cayendo sobre la población de Vietnam, ellos siempre diferenciaron entre el Gobierno americano y el pueblo americano. El presidente respondió: "Hemos luchado contra las fuerzas de la agresión pero siempre hemos preservado nuestro amor para el pueblo de América ... porque sabíamos que siempre nos apoyó".

Se estima que unos 3 millones de vietnamitas fueron asesinados en la guerra, que también se cobró la vida de 58.000 americanos. Para muchos otros vietnamitas y veteranos estadounidenses y sus familias, la guerra prosigue reclamando su tributo.

Varios tratados que los Estados Unidos han ratificado exigen un remedio efectivo a las violaciones de los Derechos Humanos. Es el momento de que se cumpla la promesa de Nixon y remediar el terrible daño perpetrado por el Gobierno estadounidense al pueblo de Vietnam. El Congreso debe aprobar la legislación que permita indemnizar a las víctimas vietnamitas del Agente Naranja, como ya lo hizo para las víctimas estadounidenses de los veteranos de la guerra de Vietnam.

Nuestro gobierno debe saber que no puede seguir utilizando armas que van dirigidas contra la población civil a la que dañan. De hecho, el ejército estadounidense está utilizando uranio empobrecido en Iraq y Afganistán, que envenenará a estos países por espacio de décadas incalculables.

- Marjorie Cohn, profesora de la Facultad de Derecho Thomas Jefferson y presidenta de la Asociación Nacional de Abogados, ha sido juez del Tribunal de la Consciencia Internacional de los Pueblos en Apoyo a las Víctimas Vietnamitas del Agente Naranja. Es miembro del Buró de la Asociación Internacional de Juristas Demócratas (IADL por sus siglas en inglés) y coautora del libro "Reglas de la Retirada. La Política y el Honor de la Disensión Militar".

- Marjorie Cohn es colaboradora habitual de Global Research

- Artículo en inglés: Agent Orange Continues to Poison Vietnam.

(18 de junio de 2009, y 9 de setiembre de 2009)