Portada del sitio > Tribuna > Venezuela: la explicación de los votos y la guerra que sigue

Resumen Latinoamericano, 31 julio 2017
Comunicado de CRBZ
Corriente Revolucionaria Bolívar Zamora

Venezuela: la explicación de los votos y la guerra que sigue

Pueblos de África, Asia y América Latina felicitan a Venezuela por elección constituyente
Não há nuances na Venezuela: ou se está de um lado, ou de outro

Jueves 3 de agosto de 2017, por Redacción

Ayer debíamos lograr una victoria y la logramos. La elección era mucho más que una elección, era una batalla estratégica dentro de la guerra no convencional en desarrollo. Debíamos lograr una gran participación para dotar de legitimidad a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y la alcanzamos: 8.089.820 votos, histórico. Se sabía que la derecha rechazaría automáticamente el número, hubiera sido este mayor o menor. Cantar fraude ha sido su ejercicio predilecto desde el inicio de la revolución, y en esta oportunidad ya lo habían anunciado. Como de costumbre, no reconocieron al Consejo Nacional Electoral ante un resultado que les fue adverso. Porque los números alcanzados representaron un golpe directo contra el intento de acumulación golpista, la moral de su base social, su capacidad de acción. Allí están las calles del país que iban a sublevar: congeladas (...) La dirección debe escuchar, aceptar que ha venido conduciendo de manera autosuficiente, adosando los costos de la crisis sobre los más humildes, y que con la ANC existe la oportunidad histórica de rectificar, resolver los graves problemas que enfrentamos en el cotidiano. Los 8.089.820 de votos no son un cheque en blanco para que la misma dirigencia gobierne de la misma manera. Son un mensaje claro: estamos presentes, necesitamos transformaciones reales, estructurales, con urgencia / Por que é vital apoiar Maduro, apesar de suas insuficiências e erros? Porque a queda do chavismo não melhorará a situação da esquerda nem interna e nem externamente. Cuba será novamente fustigada e as correntes progressistas latinoamericanas serão desqualificadas ad nauseam. Assistiremos uma tragédia anunciada ainda maior para a população local e veremos um triunfo espetacular da direita e do financismo global. Será um exemplo a ser brandido por décadas para intimidar quem busca transformações sociais. Algo que só encontrará paralelo com a queda dos países socialistas, há quase trinta anos. Infelizmente não há terceira via ou saída progressista na Venezuela fora do governo Maduro. Não há muro confortável, posição equidistante ou lugar para isenções. A neutralidade favorece o mais forte em situação de radicalização. Abandonar a Venezuela ou fazer carga contra quem luta como um leão para vencer as oligarquias equivale a se somar com armas e bagagens ao outro lado. É possível criticar Maduro, falar de sua inépcia e esbravejar pelo fato de seu governo não raro meter os pés pelas mãos. Mas colocar-se contra ele e compará-lo à brutalidade fascista significa colocar-se ao lado de quem, no Brasil e no mundo, opera ferozmente pelo fim da democracia, pela regressão social e pela negação de qualquer ideia transformadora.

Ayer debíamos lograr una victoria y la logramos. La elección era mucho más que una elección, era una batalla estratégica dentro de la guerra no convencional en desarrollo. Debíamos lograr una gran participación para dotar de legitimidad a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y la alcanzamos: 8.089.820 votos, histórico.

Se sabía que la derecha rechazaría automáticamente el número, hubiera sido este mayor o menor. Cantar fraude ha sido su ejercicio predilecto desde el inicio de la revolución, y en esta oportunidad ya lo habían anunciado. Como de costumbre, no reconocieron al Consejo Nacional Electoral ante un resultado que les fue adverso. Porque los números alcanzados representaron un golpe directo contra el intento de acumulación golpista, la moral de su base social, su capacidad de acción. Allí están las calles del país que iban a sublevar: congeladas.

Esa negación total del resultado y de la ANC fue acompañado del frente internacional: el presidente de Colombia y gobiernos de derecha del continente, gobiernos de Europa, y, como era de esperarse, los Estados Unidos, quienes dieron un paso más y decidieron sancionar al mismo presidente Nicolás Maduro. Se preveía que también fuera así por la dinámica de la guerra que tiene un frente estratégico en lo internacional, que depende de esa correlación de fuerzas. A ese no reconocimiento de la ANC se sumó, como también se esperaba, la Fiscal General, la Asamblea Nacional -es decir los mismos partidos de derecha-, la base social de la oposición que niega que exista el chavismo, los grandes medios de comunicación, y el denominado “chavismo crítico” que, desde hace semanas, coincide con el bloque golpista.

Es decir que ese alineamiento de fuerzas ocurrió como debía ocurrir. Pero el resultado les resultó un duro golpe. 8.089.820 de votos es un número alto. ¿Cómo pudo ser? Algunas posibles explicaciones son las siguientes.

1. Nos encontramos, como chavismo y población en general, ante un enemigo que atacó de frente, desplegó una escalada de violencia hasta el momento desconocida, llegando a quemar personas, alimentos, hospitales, cuarteles militares. Ante eso reaccionamos en defensa de la democracia, la paz, el rechazo a resolver las diferencias, antagónicas, a través de la muerte. La elección se dio en el marco del terror, la polarización total, y eso convocó a las mayorías a expresarse en las urnas.

2. Mucha gente vio en la ANC una posible solución a problemas reales de la vida cotidiana que se vienen profundizando, y que pesan con mayor fuerza sobre los sectores populares.

3. Existió un ejercicio de lealtad a Hugo Chávez, al proyecto revolucionario, un claro sentido del momento histórico, de la necesidad de cerrar filas frente al enemigo estratégico de la revolución que solo podría traer agravamiento de la situación económica, asesinatos de chavistas, gente honesta, y una subordinación a los Estados Unidos.

4. No solamente votamos los y las chavistas. También vimos cómo gente de oposición, desencantada salió a votar. Lo hizo porque el camino inviable propuesto por la dirigencia de la derecha es únicamente la escalada de violencia, y porque apuesta, como la mayoría de la gente venezolana, a que se resuelva el conflicto con los votos.

Son algunas razones que explican el número alcanzado. Las imágenes están ahí: gente cruzando ríos, esquivando trancas, grupos armados, escondiéndose de sus propios vecinos, para poder ir a votar masivamente como en el Poliedro de Caracas. El pueblo dio, dimos, una muestra de consciencia, de épica, de fortaleza. Luego de más de tres años de una guerra desplegada en todos los frentes, mostramos, como chavismo, tener un porcentaje muy alto de participación, de certeza del proyecto histórico.

Eso conlleva una responsabilidad. La dirección debe escuchar, aceptar que ha venido conduciendo de manera autosuficiente, adosando los costos de la crisis sobre los más humildes, y que con la ANC existe la oportunidad histórica de rectificar, resolver los graves problemas que enfrentamos en el cotidiano. Los 8.089.820 de votos no son un cheque en blanco para que la misma dirigencia gobierne de la misma manera. Son un mensaje claro: estamos presentes, necesitamos transformaciones reales, estructurales, con urgencia.

El chavismo que no formamos parte de la dirección, tenemos a su vez una responsabilidad: estar a la altura de la oportunidad histórica. Debemos dar los debates, empujar para que la Constitución avance hacia horizontes radicales, comunales, que en ella estén expresadas las necesidades y anhelos de la gente de a pié, que se trate efectivamente de un proceso constituyente. Para eso debemos construir correlación de fuerza, propuestas comunas, dialogar, consensuar, escuchar con mucho detenimiento lo que se dice aguas abajo, en nuestras comunidades.

Esta fue una batalla estratégica. La guerra sigue, y tenemos en ella dos objetivos centrales: no permitir que el enemigo histórico se apodere del poder político y destruya la patria, y avanzar en el proyecto bolivariano, chavista, que es objeto de disputas a lo interno del movimiento. Para eso estuvimos, estamos y estaremos. Unidad, batalla, lucha y victoria.

Coordinación Nacional de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Pueblos de África, Asia y América Latina felicitan a Venezuela por elección constituyente

Solidaridad con la Revolución Bolivariana

Portal ALBA, Últimas Noticias, 02-08-2017

El organismo internacional destacó la naturaleza democrática y transparente del sistema electoral bolivariano.

La Organización de Solidaridad de los Pueblos de África, Asia y América Latina (OSPAAAL) felicitó este martes al pueblo venezolano por su masiva movilización –más de ocho millones– en los comicios constituyentes, realizados el pasado domingo 30 de julio para elegir a los 537 miembros de la Asamblea Nacional Constituyente.

Mediante un comunicado, enviado por el Secretariado Ejecutivo de la organización, difundido por Telesur, el organismo internacional manifestó que estas elecciones “demostraron una vez más la naturaleza democrática y transparente del sistema electoral bolivariano, y han dado al mundo una contundente señal de que la voluntad de la mayoría absoluta del pueblo venezolano defiende la continuidad del proceso bolivariano y la construcción de una Patria soberana.

Los miembros de la OSPAAAL señalaron que la masiva movilización del pueblo venezolano representa el carácter democrático de la nación, así como un ejemplo de civismo, frente a las constantes amenazas intervencionistas por parte del gobierno de los Estados Unidos (EEUU).

En este sentido, la OSPAAAL, además, rechazó las medidas unilaterales impuestas por el gobierno estadounidense, a través del Departamento de Tesoro, contra el presidente de la República, Nicolás Maduro.

Solo sobre la base del uso de la fuerza, violando el Derecho Internacional, burlando la razón y pisoteando la verdad, el imperio y sus títeres seguirán aplicando bochornosas campañas mediáticas, sanciones arbitrarias y hasta medidas patéticas, expresa el comunicado al tiempo que reafirma la solidaridad al Gobierno y el pueblo de Venezuela.

Esta nueva injerencia, aplicada este lunes, responde a la decisión soberana del jefe de Estado de no acatar las amenazas del imperio norteamericano que solicitó la anulación de las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente realizadas este domingo.

JPEG - 28.4 KB
Red en Defensa de la Humanidad

Mensaje de la Red en Defensa de la Humanidad al Heroico Pueblo Bolivariano de Venezuela

Por REDH

La Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad desea felicitar al pueblo venezolano por la lección de democracia que brindara durante la votación para la Asamblea Nacional Constituyente.

Frente al intento, por parte de la derecha nacional e internacional, de generar odio y terror para impedir, mediante el miedo, el ejercicio democrático del voto, el pueblo salió a las calles para decir no a la violencia, para decir sí a una Asamblea Nacional Constituyente como herramienta para la paz, como forma de profundizar la democracia participativa y constitucionalizar los avances que ha tenido desde 1999 con la asunción del Comandante Hugo Chávez Frías a la presidencia.

Mención aparte merece la obscena injerencia imperial (como ha reconocido la propia CIA sin el menor sonrojo) y la amplificación, incitación y legitimación, que de la violencia hacen las trasnacionales de la (des)información.

No solo reconocemos los resultados y los más de 8 millones de votos del pueblo venezolano, sino que condenamos cualquier intención, presente o futura, de desestabilizar al gobierno legítimo que encabeza Nicolás Maduro Moros, así como la propia instalación de la Asamblea Constituyente. Llamamos a los pueblos de nuestra América a repudiar con la mayor energía la complicidad de los gobiernos de derecha de la región con las graves acciones golpistas e intervencionistas de Washintgton contra Venezuela.

Nosotros y nosotras también decimos sí a la Constituyente como forma de profundizar el poder popular y la justicia social, herencia del Comandante Hugo Chávez que siempre luchó por una Venezuela y una América Latina digna y soberana.

En tal sentido, subrayamos la importancia de saber en esta hora crucial cuál es el lado correcto de la lucha de clases en Venezuela y en Latinoamérica y el Caribe; para nosotros es y será siempre enfrentar al imperialismo y defender la soberanía política, económica y territorial de Venezuela y de todos los países de Nuestra América.

Red En Defensa de la Humanidad

En Nuestra América, a 31 de julio de 2017

JPEG - 29.8 KB
alberto garzón

Alberto Garzón compara a la oposición venezolana con el golpe de Pinochet en Chile en 1973

El líder de IU ha utilizado su cuenta de Twitter para apoyar al régimen de Maduro y los resultados de la Constituyente comparando a los opositores con Pinochet y su golpe de Estado del 73.

Tuits de Garzón | @Garzon / Twitter

El líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha comparado las acciones de la oposición venezolana con el golpe de Estado perpetrado por Augusto Pinochet en Chile en 1973 que derrocó al presidente socialista Salvador Allende.

"Mientras la oposición pone bombas contra la policía y da palizas a votantes, muchos medios españoles la ensalzan como demócrata. Chile 1973", ha publicado Garzón en un comentario en Twitter.

El coordinador federal de IU ha celebrado además en las redes sociales el resultado de la votación para la Asamblea Constituyente celebrado este domingo en Venezuela. "A pesar de la violencia de la oposición, ocho millones de personas han votado paz y futuro para Venezuela", ha aplaudido.

JPEG - 15.1 KB
victoria
estratégica

(imagen: El alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, el vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, el ministro de Energía Eléctrica, Luis Alfredo Motta Domínguez, y el primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV, Diosdado Cabello, asisten a un acto tras las elecciones, EFE/Nathalie Sayago)

Elecciones en Venezuela

Más de 8 millones de venezolanos votan a pesar de los focos de violencia opositores

Los focos de violencia y el boicot absoluto de la oposición lograron rebajar mucho la participación en las constituyentes celebradas en Venezuela este domingo, pero aún así más de ocho millones de venezolanos (un 41,53% del censo) acudieron a las urnas en una jornada electoral muy tensa y con grandes medidas de seguridad en torno a los centros de votación.

Alberto Pradilla, Público, Caracas, 31-07-2017

Un total de 8.089.320 venezolanos participaron ayer en las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela. Así lo anunció la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, a las 23.50 horas (5.50 en España). Al tratarse de unos comicios boicoteados por la oposición, que ni siquiera ha presentado candidatos, la clave estaba en la participación, que fue del 41, 53% del censo.

Los resultados ofrecidos por el poder electoral del país caribeño refuerzan la posición del presidente, Nicolás Maduro, porque esa participación es en su casi totalidad de sus seguidores, y supera lo que obtuvo en las presidenciales de 2013, cuando logró el apoyo de poco más de 7 millones de personas. Y es mucho mayor que el obtenido en las últimas votaciones, las legislativas de 2015, en las que el chavismo perdió con 5,6 millones de votos frente a los 7,7 de la oposición.

No obstante, cabe esperar que la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) no reconozca las cifras. De hecho, su excandidato a la presidencia, Henrique Capriles, ya ha anunciado protestas para hoy y ha llamado a sus partidarios a marchar a Caracas el día en el que se constituya el nuevo órgano electo.

JPEG - 24.3 KB
solidaridad
internacionalista

Más de 250 organizaciones del mundo manifiestan respaldo al pueblo y a la ANC

30 julio, 2017

El canciller de la República, Samuel Moncada, destacó que “cientos de expresiones de solidaridad hacia Venezuela y en apoyo a la Asamblea Nacional Constituyente se han recibido en los últimos días, como muestra del respaldo de los pueblos a favor de la paz en el país”.

A través de la red social Twitter el canciller Moncada, aseguró que más de 250 movimientos populares, organizaciones no gubernamentales, partidos, líderes políticos, autoridades de gobierno, sindicatos, gremios, movimientos juveniles, y personalidades de todas partes del mundo se han expresado públicamente mediante remitidos, cartas y videos.

Esta ola de solidaridad internacional, espontánea y consciente, contrasta con la campaña de acoso por parte de algunos gobiernos y autoridades de organismos internacionales que utilizan sus espacios de poder para criminalizar al pueblo y al Gobierno venezolano, distorsionando la realidad de Venezuela”.

En este sentido, el canciller expresó en su cuenta que el vicepresidente de Asuntos Exteriores del Partido Comunista de Vietnam (PCV) Nguyen Tuan afirmó que:”Vietnam rechaza la injerencia extranjera en Venezuela” y aboga por la paz.

La propuesta de la Asamblea Nacional Constituyente encuentra simpatías por el mundo porque los pueblos ven en la democracia participativa y protagónica un instrumento novedoso para fortalecer y ampliar los avances democráticos y afianzar los derechos sociales de los pueblos. De la misma manera, las organizaciones rechazan las sanciones y amenazas por parte de Estados Unidos y otros países contra Venezuela, la promoción de la violencia y exigen respeto a la soberanía de la Patria de Bolívar.

El apoyo de movimientos sociales y populares

Desde los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba-TCP), la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad, el Foro de Sao Paulo, la Cumbre Social de Mercosur, partidos políticos progresistas y de izquierda de América Latina, el Caribe y Europa, el Movimiento Sin Tierra de Brasil, la Casa de Las Américas, organizaciones campesinas de América Latina, voceros estudiantiles, sindicatos como la Asociación de Empleados Bancarios de Colombia, hasta el movimiento Refundación Comunista Rosa Luxemburgo de Italia, junto a escritores, intelectuales y ciudadanos y ciudadanas han enviado sus saludos al pueblo venezolano y su posición firme en defensa de la Revolución Bolivariana.

Não há nuances na Venezuela: ou se está de um lado, ou de outro

Gilberto Maringoni , opera mundi, São Paulo, 02-08-2017

Se a manifestação da crise está na política, suas raízes estão em outra esfera, nos rumos da economia e em suas consequências na vida cotidiana da população

1. Há uma crise profunda na Venezuela. Neste exato momento, ela tem seu fulcro na disputa do poder. Embora exista um poderoso pano de fundo econômico, seu epicentro deslocou-se para a arena política. Cada parte joga com os instrumentos que tem à mão. Nicolas Maduro detém o poder de Estado e seus principais instrumentos, incluindo as forças armadas, o judiciário e governos estaduais. A oposição, agrupada na Mesa de Unidade Democrática (MUD) ganhou a Assembleia Nacional (congresso), tem outros tantos governos estaduais e conta com um formidável aparato internacional, fixado na Casa Branca, nos governos de direita da América Latina, nos organismos multilaterais (ONU, OEA) e no grande capital, o que inclui gigantescas redes de comunicação global. Apesar de aparentar ser o lado mais forte, Maduro não está nessa posição, ao contrário. Ele foi eleito e a oposição na AN também. Quem fala em ditadura lá, age por má fé ou ignorância.

2. Fustigado por forças de direita que querem tudo, menos diálogo e entendimento –como sobejamente demonstra o caso brasileiro-, Maduro radicalizou. Convocou uma assembleia constituinte para relegitimar sua administração, ganhar força interna e organizar o enfrentamento. O comparecimento de 40% não é baixo diante do histórico venezuelano, que já teve pleitos decididos com menos de 25% dos votantes nas cabines.

3. A sociedade está polarizada. Não há mal nisso. Disputas acirradas e nítidas ensejam quadros em que as nuances se tornam secundárias e o meio-termo desaparece. Há dois lados para se perfilar. Pode-se criticar um ou outro, mas não há escapatória. Nessa disputa, nas próximas semanas, joga-se o futuro da Venezuela e da esquerda no continente.

4. Se a manifestaçao da crise está na política, suas raízes estão em outra esfera, nos rumos da Economia e em suas consequências na vida cotidiana da população. A erosão de parâmetros materiais mina a legitimidade oficial e abre caminho para o avanço conservador.

5. O país caribenho chegou ao ponto extremo de praticamente não possuir moeda nacional. O Bolívar tem sua cotação oficial fixada em 10 por dólar, segundo o Banco Central. Nas ruas de Caracas, a divisa dos Estados Unidas é comercializada a 12 mil bolívares! Você leu certinho: mais de mil vezes mais.

6. O que isso significa? Significa que a relação comercial do país com o mundo não segue nenhum parâmetro lógico. A taxa oficial, base para importações e exportações, é o ponto de apoio para uma desenfreada corrida especulativa interna. Comerciantes importam produtos na cotação oficial e os vendem em redes clandestinas controladas por máfias na base do paralelo. Não é preciso muita imaginação para perceber que as inflações de 720% para 2017 e de 2000% para 2018, previstas pelo FMI, têm no câmbio seu grande motor.

7. Assim, a escassez de produtos nos supermercados -num país que importa praticamente de tudo, à exceção de petróleo- está diretamente ligada á crise cambial. E por que existe uma crise cambial no país?

8. Pela continuada e extremada dependência do petróleo, não apenas como quase único exportável, mas pelo fato de o Estado ser financiado em boa parte pela renda advinda de sua comercialização. A carga tributária venezuelana é historicamente baixa, situando-se em cerca de 13,5% do PIB, no período 2010-14, segundo a Cepal. Para efeito de comparação, a carga brasileira está por volta de 34% do PIB, a francesa 45% e a alemã 46%. Há algo mais grave: daquele total, cerca de 2/3 é composto por impostos indiretos e 1/3 por cobranças diretas (como o imposto de renda). Isso mostra que a carga é bastante regressiva, apesar de ter se elevado bastante nos anos Chávez (1999-2013).

9. O financiamiento do Estado é complementado largamente pela renda petroleira. Isso implica dizer que quando o preço do óleo está alto (como em 1974-80 e 2000-2011), a Venezuela torna-se próspera. Quando os preços desabam -como nos últimos três anos- o país tem de apertar cintos.

10. Como os preços do petróleo oscilam de acordo com uma infinidade de variáveis -boa parte delas especulativa- a manutenção dessa política fiscal na prática amarra o país à especulação mundial. Não é característica apenas venezuelana. O fenômeno atinge até mesmo um gigante como a Rússia. Além disso, o baixo ingresso de petrodólares gera escassez interna de moeda forte, o que alimenta a procura e eleva seu preço. A pergunta óbvia é: por que Chávez não mudou isso?

JPEG - 104.6 KB
eleitora vota na eleição da Constituinte na Venezuela
agência efe

11. A resposta nada óbvia é: porque não é fácil. Quando os preços estão altos e o ingresso de petrodólares financia a máquina pública, os investimentos e o dinamismo econômico (incluindo geração de empregos, elevação de salários e programas sociais) não há incentivo algum para se realizar uma reforma tributária ou para se promover a reestruturação produtiva, impulsionando a industrialização. A moeda nacional se valoriza, as importações ficam baratíssimas e os custos de produção internos se tornam proibitivos. É o fenômeno conhecido como "doença holandesa" e foi percebido pioneiramente por Celso Furtado

, em 1956.

12. Quando o preço internacional desaba e a economia interna entra em crise, não há condições de se fazer investimentos. Chávez tentou reativar a siderurgia, a instalação de indústrias de bens duráveis e internalizar a produção de produtos agrícolas processados, mas não conseguiu.

13. Assim, o problema estrutural do país -o câmbio e a moeda- não têm solução fácil à vista. Nem pelo governo e nem pela oposição. O programa desta última é voltar ao que existia até 1998: concessões de poços de petróleo a estrangeiros e adaptar a estatal de petróleo -PDVSA- à lógica dos grandes consumidores internacionais (EUA, entre outros), além de acabar com dezenas de programas sociais.

14. Esse é o pano de fundo sobre o qual se dá a disputa de poder. A falta de liderança presidencial, o sucateamento da PDVSA e problemas administrativos agravam, mas nem de longe são determinantes na composição do quadro. Se a situação é essa, por que motivos o governo venezuelano convocou a Constituinte?

15. É pouco provável que uma nova Carta ataque de imediato as disfuncionalidades econômicas. Mas ela se volta para uma questão também essencial para o chavismo: o tempo. Maduro precisa ganhar fôlego. Tem necessidade premente de se relegitimar, após perder as eleições parlamentares de 2015 e de ver seu país afundar -como todos os da periferia- após o repique da crise internacional, em 2013. Embora tenha havido uma pequena recomposição dos preços do barril do petróleo (US$ 30 em janeiro de 2016, US$ 50 em janeiro de 2017 e US$ 44 agora), o rombo econômico é de tal magnitude que tais majorações não resolvem as turbulências.

16. A relegitimçao oficial via Constituinte permite, em tese, enfrentar a oposição interna, tentar compensar os efeitos da crise com medidas sociais tópicas e traçar nova tática de enfrentamento diante de um ascenso vigoroso de forças conservadoras no continente e nos EUA. Repetindo: pelo que se vê no Brasil, o que a direita menos quer agora é entendimento. Os bolivarianos terão êxito? Não se sabe.

17. Por que é vital apoiar Maduro, apesar de suas insuficiências e erros? Porque a queda do chavismo não melhorará a situação da esquerda nem interna e nem externamente. Cuba será novamente fustigada e as correntes progressistas latinoamericanas serão desqualificadas ad nauseam. Assistiremos uma tragédia anunciada ainda maior para a população local e veremos um triunfo espetacular da direita e do financismo global. Será um exemplo a ser brandido por décadas para intimidar quem busca transformações sociais. Algo que só encontrará paralelo com a queda dos países socialistas, há quase trinta anos.

18. Infelizmente não há terceira via ou saída progressista na Venezuela fora do governo Maduro. Não há muro confortável, posição equidistante ou lugar para isenções. A neutralidade favorece o mais forte em situação de radicalização. Abandonar a Venezuela ou fazer carga contra quem luta como um leão para vencer as oligarquias equivale a se somar com armas e bagagens ao outro lado.

19. É possível criticar Maduro, falar de sua inépcia e esbravejar pelo fato de seu governo não raro meter os pés pelas mãos. Mas colocar-se contra ele e compará-lo à brutalidade fascista significa colocar-se ao lado de quem, no Brasil e no mundo, opera ferozmente pelo fim da democracia, pela regressão social e pela negação de qualquer ideia transformadora.

(3 de agosto de 2017)